Ven Espíritu Santo.

Clic descargar presentación

“Ven Espíritu Santo, ven a sanar mi manera de reaccionar.
Para que frente a las agresiones reaccione con amor.
Para que frente a las burlas reaccione con comprensión.
Para que frente a las preocupaciones reaccione con la súplica.
Para que frente a los imprevistos reaccione con creatividad.
Para que frente a los fracasos reaccione con la esperanza.
Para que frente a los errores reaccione con constancia.
Para que frente a las desilusiones reaccione con confianza.
Para que frente a los problemas reaccione con paz.Para que frente a los desafíos reaccione con coraje.
Para que frente a tu amor reaccione con alegría.
Ven Espíritu Santo.
Amén.”

Los Cinco Minutos del Espíritu Santo

Publicado en Oración | Etiquetado , , ,

¿Quién dice la gente que soy yo? Domingo 24 del T.O.

Clic descargar presentación

San Marcos (8,27-35):

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos se dirigieron a las aldeas de Cesarea de Felipe; por el camino, preguntó a sus díscípulos: «¿Quién dice la gente que soy yo?»
Ellos le contestaron: «Unos, Juan Bautista; otros, Elías; y otros, uno de los profetas.»
Él les preguntó: «Y vosotros, ¿quién decís que soy?»
Pedro le contestó: «Tú eres el Mesías.»
Él les prohibió terminantemente decirselo a nadie. Y empezó a instruirlos: «El Hijo del hombre tiene que padecer mucho, tiene que ser condenado por los ancianos, sumos sacerdotes y escribas, ser ejecutado y resucitar a los tres días.» Se lo explicaba con toda claridad.
Entonces Pedro se lo llevó aparte y se puso a increparlo. Jesús se volvió y, de cara a los discípulos, increpó a Pedro: «¡Quítate de mi vista, Satanás! ¡Tú piensas como los hombres, no como Dios!»
Después llamó a la gente y a sus discípulos, y les dijo: «El que quiera venirse conmigo, que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga. Mirad, el que quiera salvar su vida la perderá; pero el que pierda su vida por mí y por el Evangelio la salvará.»

Clic descargar presentación

Meditación del Papa Francisco

Llegamos hoy al punto crucial en el que Jesús, después de haber verificado que Pedro y los otros once habían creído en Él como Mesías e Hijo de Dios “empezó a explicarles que tenía que ir a Jerusalén y padecer allí mucho…, y que tenía que ser ejecutado y resucitar al tercer día”. Es un momento crítico en el que emerge el contraste entre la forma de pensar de Jesús y la de los discípulos. Pedro, de hecho, se siente en el deber de regañar al Maestro, porque no puede atribuir al Mesías un final así de innoble. Entonces Jesús, a su vez, regaña duramente a Pedro, le marcó la línea, porque no piensa “según Dios, sino según los hombres” y sin darse cuenta hace la parte de Satanás, el tentador.

Sobre este punto insiste también el apóstol Pablo, el cual, escribiendo a los cristianos de Roma, les dice: “No os ajustéis a este mundo, no ir con los esquemas de este mundo, sino transformaros por la renovación de la mente, para que sepáis discernir lo que es voluntad de Dios”. (S.S. Francisco,   ángelus 31 de agosto de 2014).

Publicado en Evangelio | Etiquetado , , , , ,

VIVIR CADA DIA ATENTO Y DESPIERTO DANDO GRACIAS…

Clic descargar presentación

La felicidad está en comer y pensar que se está comiendo; en beber y dar gracias por la bebida; en caminar y asombrarse  del movimiento; en vestirse y admirarse del vestido; en tender la ropa y tenderla bien; en secar los platos y hacerlo como si en ese momento no hubiera otra cosa más importante, pues ciertamente no la hay.

He tardado mas de cincuenta años en percibir que la salvación de los hombres radica sencillamente en hacer bien la cama y en preparar la cena; en el simple hecho de escribir con amor esta practica , por ejemplo, y no a toda prisa, que es como solemos hacer las cosas (el amor requiere lentitud), en lavar cuidadosamente la vajilla –otro ejemplo–, prestándole toda mi atención. En secarla luego, y en tender los trapos al viento, tras la faena; en echar la llave de casa pensando que la echo; en vestirme dándome cuenta de que me visto; en asearme a sabiendas de que me aseo; en caminar sabiendo que camino; en doblar la ropa consciente de que en ese acto, tan simple, se cifra la felicidad más inaudita. ..¡Aspiro el aire puro…estoy vivo !!

La clave de todo radica en hacer bien aquello que deba hacerse. El secreto se cifra en estar todo yo en cada cosa que se haga: cualquier actividad realizada de forma concentrada tiene un efecto estimulante. Así que la felicidad consiste en estar presente en lo que se tiene entre manos, sin pensar en lo que viene después. Todo está ahí, al alcance de la mano. La felicidad es no imaginar el futuro y no llorar el pasado. Es gozar de una habitación limpia y de una sábana bien doblada. La felicidad es la belleza de una manzana o de un trozo de pan. Y… ¿tanto hay que pasar en la vida para llegar a este descubrimiento tan elemental? ¡Que el camino ordinario sea mucho más difícil y sublime que el extraordinario! “Sí, te doy gracias, Padre, porque has ocultado estas cosas a los engreidos, poderosos y sabiondos y se las has revelado a los sencillos. Sí, Padre, así te ha parecido bien”....Amen

Pablo D’Ors

Publicado en Reflexiones | Etiquetado , , ,

Effetá

Clic descargar presentación

San Marcos (7,31-37):

En aquel tiempo, dejó Jesús el territorio de Tiro, pasó por Sidón, camino del lago de Galilea, atravesando la Decápolis. Y le presentaron un sordo que, además, apenas podía hablar; y le piden que le imponga las manos.
Él, apartándolo de la gente a un lado, le metió los dedos en los oídos y con la saliva le tocó la lengua. Y, mirando al cielo, suspiró y le dijo: «Effetá», esto es: «Ábrete.»
Y al momento se le abrieron los oídos, se le soltó la traba de la lengua y hablaba sin dificultad. Él les mandó que no lo dijeran a nadie; pero, cuanto más se lo mandaba, con más insistencia lo proclamaban ellos. Y en el colmo del asombro decían: «Todo lo ha hecho bien; hace oír a los sordos y hablar a los mudos.»

Clic descargar presentación

Ábrete

La soledad se ha convertido en una de las plagas más graves de nuestra sociedad. Los hombres construyen puentes y autopistas para comunicarse con más rapidez. Tienden cables para asegurar la comunicación telefónica. Lanzan satélites para transmitir toda clase de ondas entre los continentes. Pero los hombres están cada vez más «solos en su propia choza».

El contacto humano se ha enfriado en muchos ámbitos de nuestra sociedad. La gente no se siente demasiado responsable de los demás. Cada uno vive su mundo. No es fácil el regalo de la verdadera amistad.

Hay quienes han perdido la capacidad de llegar a un encuentro cálido, cordial, sincero. Se sienten demasiado extraños a los demás. No son ya capaces de entender y amar sinceramente a nadie, y no se sienten comprendidos ni amados por nadie.

Quizás se relacionan cada día con mucha gente. Pero en realidad no se encuentran con nadie. Viven aislados. Con el corazón bloqueado. Cerrados a Dios y cerrados a los demás.

Cuántos hombres y mujeres no necesitan hoy escuchar las palabras de Jesús al sordomudo: «Ábrete». No es casualidad que se narren en los evangelios tantas curaciones de ciegos y sordos. Son una invitación a que abramos nuestros ojos y nuestros oídos para acoger la buena noticia de Jesús y la salvación que se nos ofrece desde Dios.

También a nosotros se nos hace una invitación a abrirnos. Sin duda, las causas de la incomunicación, el aislamiento y la soledad creciente entre nosotros son muy diversas. Pero, casi siempre tienen su raíz en nuestro pecado.

Cuando actuamos egoístamente, nos alejamos de los demás, nos separamos de la vida y nos encerramos en nosotros mismos. Queriendo defender nuestra propia libertad e independencia con celo exagerado, caemos en un aislamiento y soledad cada vez mayor.

Tenemos que aprender, sin duda, nuevas técnicas de comunicación en la sociedad moderna. Pero debemos aprender antes que nada a abrirnos a la amistad y al amor verdadero.

El egoísmo, la desconfianza y la insolidaridad son también hoy lo que más nos separa y aísla a unos de otros. Por ello la conversión al amor es camino indispensable para escapar de la soledad. El que se abre al amor al Padre y a los hermanos, no está solo.

José Antonio Pagola

 

 

Publicado en Evangelio | Etiquetado , , , ,

EL LENGUAJE DE DIOS

Clic descargar presentación

Nuestro Dios no es hermético, lejano, silencioso… «Dios es Amor» dice S. Juan y el amor es comunicación, diálogo, palabra cercana y entrañable que se nos ha dicho en Jesús.

Por eso hay que aprender el lenguaje de Dios, hay que caminar con la atención vigilante de quien sabe que Él habla en la Escritura y en la liturgia, en el periódico y en el hermano, en el tráfico de la ciudad y en el secreto del propio corazón.

  • Desde la mañana entra en el “juego” de descubrir a Dios que te habla: escucha a fondo a los otros, presta más atención a las pequeñas cosas y acontecimientos del día. Por la noche, para  unos momentos y trata de reconocer qué “voz” de Dios has
  • Dedica un rato que estés relajado y tranquilo a escuchar amistosamente a tu propio Hazte consciente de lo que te dice a través de tus sensaciones de cansancio, dolor, armonía, quietud… Escucha esas sensaciones sin rechazarlas ni razonar sobre ellas. También por medio de tu cuerpo Dios se comu­ nica contigo.
  • El domingo, vive la eucaristía escuchando: los cantos, las lecturas, las peticiones, las oraciones.. . Quédate con una frase, sólo con una que te haya llegado más dentro. Escríbela y colócala en un lugar visible de tu cuarto, trata de recordarla a lo largo de la semana y busca cómo responder a ella.
  • El evangelio es una llamada apremiante a entrar en una relación nueva con el universo material que nos rodea y estrenar un contacto distinto con las Y eso se aprende también en la oración, una oración que tiene que llegar a nuestras manos, enfermas de posesión y de prisa, y transfigurarlas. Y cuando sean capaces de acariciar y de jugar, en vez de arrancar la utilidad de las cosas, cuando sean capaces de cuidar y respetar el ritmo misterioso de la vida, entonces serán de verdad espirituales. Y es que entonces podremos prorrogar a través de ellas la ternura y el cuidado del Padre por todo lo que existe.

 Adaptado de D. ALEIXANDRE Y T. BERRUETA,  Iniciar en la oración. CCS. Madrid 1999

 

Publicado en Oración | Etiquetado , , , ,