Stabat Mater Dolorosa

Dolida estaba la Madre
llorando junto a la cruz
mientras el Hijo colgaba.

ESPADAS

La incertidumbre

del «Hágase» sin reservas.

No los «hágase» a medio gas,

los que vienen con peros

los que traen condiciones.

La intemperie de un pesebre,

pobre cuna de paja para un niño.

La inocencia perseguida

por el odio de quien,

en su hambre de poder,

elige el dolor ajeno.

La añoranza del hogar

en tierra extraña.

Las palabras difíciles

en el hijo reencontrado.

La murmuración de quienes,

en el muchacho

hecho hombre

solo quieren ver un fraude.

La condena al inocente.

El dolor de un amor crucificado.

El cuerpo inerte,

al que te aferras

en último abrazo .

La losa que ciega una tumba

habitada por la muerte.

¿Siete espadas?

Muchas más,

que no han de tener,

en tu vida,

la victoria.

José María Rodríguez Olaizola

Publicado en Evangelio, María | Comentarios desactivados en Stabat Mater Dolorosa

CENTENARIO DEL MENSAJE DE FÁTIMA EN GALICIA

Publicado en María | Etiquetado | Comentarios desactivados en CENTENARIO DEL MENSAJE DE FÁTIMA EN GALICIA

Santa María Reina

María es Reina porque fue asociada a su Hijo de un modo único, tanto en el camino terreno como en la gloria del cielo.

¿Cómo ejerce María esta realeza de servicio y de amor? Velando sobre nosotros, sus hijos: los hijos que se dirigen a ella en la oración, para agradecerle o para pedir su protección maternal y su ayuda celestial tal vez después de haber perdido el camino, oprimidos por el dolor o la angustia por las tristes y complicadas vicisitudes de la vida. En la serenidad o en la oscuridad de la existencia, nos dirigimos a María confiando en su continua intercesión, para que nos obtenga de su Hijo todas las gracias y la misericordia necesarias para nuestro peregrinar a lo largo de los caminos del mundo.

El título de reina es, por lo tanto, un título de confianza, de alegría, de amor. Y sabemos que la que tiene en parte el destino del mundo en su mano es buena, nos ama y nos ayuda en nuestras dificultades.

BENEDICTO XVI

AUDIENCIA GENERAL

Castelgandolfo
Miércoles 22 de agosto de 2012

Publicado en María | Etiquetado | Comentarios desactivados en Santa María Reina

Solemnidad de la Asunción de la Virgen María

Asunción de la Virgen de Jacopo Palma

Gloriosa dicta sunt de te, Maria, quæ hodie exaltata es super choros angelorum.

Bienaventurada eres, María, porque hoy fuiste elevada sobre los coros de los ángeles y, juntamente con Cristo, has alcanzado el triunfo eterno.

Publicado en Evangelio, María | Etiquetado | Comentarios desactivados en Solemnidad de la Asunción de la Virgen María

Necesitamos orar

Comentario sobre el Evangelio según san Lucas (11,1-13):

Quizá la tragedia más grave del hombre de hoy sea su incapacidad creciente para la oración. Se nos está olvidando lo que es orar. Las nuevas generaciones abandonan las prácticas de piedad y las fórmulas de oración que han alimentado la fe de sus padres. Hemos reducido el tiempo dedicado a la oración y a la reflexión interior. A veces la excluimos prácticamente de nuestra vida.

Pero no es esto lo más grave. Parece que las personas están perdiendo capacidad de silencio interior. Ya no son capaces de encontrarse con el fondo de su ser. Distraídas por mil sensaciones, embotadas interiormente, encadenadas a un ritmo de vida agobiante, están abandonando la actitud orante ante Dios.

Por otra parte, en una sociedad en la que se acepta como criterio primero y casi único la eficacia, el rendimiento o la utilidad inmediata, la oración queda devaluada como algo inútil. Fácilmente se afirma que lo importante es «la vida», como si la oración perteneciera al mundo de «la muerte».

Sin embargo necesitamos orar. No es posible vivir con vigor la fe cristiana ni la vocación humana infra alimentados interiormente. Tarde o temprano la persona experimenta la insatisfacción que produce en el corazón humano el vacío interior, la trivialidad de lo cotidiano, el aburrimiento de la vida o la incomunicación con el Misterio.

Necesitamos orar para encontrar silencio, serenidad y descanso que nos permitan sostener el ritmo de nuestro quehacer diario. Necesitamos orar para vivir en actitud lúcida y vigilante en medio de una sociedad superficial y deshumanizadora.

Necesitamos orar para enfrentarnos a nuestra propia verdad y ser capaces de una autocrítica personal sincera. Necesitamos orar para irnos liberando de lo que nos impide ser más humanos. Necesitamos orar para vivir ante Dios en actitud más festiva, agradecida y creadora.

Felices los que también en nuestros días son capaces de experimentar en lo profundo de su ser la verdad de las palabras de Jesús: «Quien pide está recibiendo, quien busca está hallando y al que llama se le está abriendo»

José Antonio Pagola

Publicado en Evangelio, Jesús, Oración | Etiquetado , | Comentarios desactivados en Necesitamos orar