¿Quién es Jesús?

Clic en la imagen

Para los ciegos
Jesús es la luz
Para el hambriento
Jesús es el pan
Para el sediento
Jesús es la fuente
Para los muertos
Jesús es la vida
Para los enfermos
Jesús es la cura
Para el prisionero
Jesús es la libertad
Para los que están solos
Jesús es el compañero
Para el mentiroso
Jesús es la verdad
Para el viajero
Jesús es el camino
Para el visitante
Jesús es la puerta
Para los sabios
Jesús es la sabiduría
Para la medicina
Jesús es el Médico de Amor
Para el acusado
Jesús es el abogado
Para el abogado
Jesús es el juez
Para el juez
Jesús es la justicia
Para los cansados
Jesús es el alivio
Para los temerosos
Jesús es el valor
Para el agricultor
Jesús es el árbol que da fruto
Para el constructor
Jesús es la piedra principal
Para el jardinero
Jesús es la rosa de Sharon
Para el florista
Jesús es el lirio de los valles
Para el triste
Jesús es la alegría
Para el lector
Jesús es la palabra
Para los pobres
Jesús es el tesoro
Para el pecador
Jesús es el perdón
Para mí… Jesús es TODO!

Publicado en Jesús | Etiquetado , , ,

NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES

Clic en la imagen

15 DE SEPTIEMBRE
NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES O NUESTRA SEÑORA DE LA SOLEDAD O NUESTRA SEÑORA DE LAS ANGUSTIAS

Los Evangelios muestran a la Virgen Santísima presente, con inmenso amor y dolor de Madre, junto a la cruz en el momento de la muerte redentora de su Hijo, uniéndose a sus padecimientos.

Son 7 los dolores de la Santísima Virgen María son:
1º La profecía de Simeón en la presentación del Niño Jesús.
2º Dolor: La huida a Egipto con Jesús y José.
3º Dolor: La pérdida de Jesús
4º Dolor: El encuentro de Jesús con la cruz a cuestas camino del calvario.
5º Dolor: La crucifixión y la agonía de Jesús.
6º Dolor: La lanzada y el recibir en brazos a Jesús ya muerto.
7º Dolor: La sepultura de Jesús y la soledad de María.
La representación pictórica e iconográfica de la Virgen Dolorosa mueve el corazón de los creyentes a apreciar el valor de la redención y a descubrir mejor la malicia del pecado. Bajo el título de la Virgen de la Soledad o de los Dolores se venera a María en muchos lugares.
La fiesta de nuestra Señora de los Dolores se celebra el 15 de septiembre y recordamos en ella los sufrimientos por los que pasó María a lo largo de su vida, por haber aceptado ser la Madre del Salvador. Este día se acompaña a María en su experiencia de un muy profundo dolor, el dolor de una madre que ve a su amado Hijo incomprendido, acusado, abandonado por los temerosos apóstoles, flagelado por los soldados romanos, coronado con espinas, escupido, abofeteado, caminando descalzo debajo de un madero astilloso y muy pesado hacia el monte Calvario, donde finalmente presenció la agonía de su muerte en una cruz, clavado de pies y manos. María saca su fortaleza de la oración y de la confianza en que la Voluntad de Dios es lo mejor para nosotros, aunque nosotros no la comprendamos. Es Ella quien, con su compañía, su fortaleza y su fe, nos da fuerza en los momentos de dolor, en los sufrimientos diarios. Pidámosle la gracia de sufrir unidos a Jesucristo, en nuestro corazón, para así unir los sacrificios de nuestra vida a los de Ella y comprender que, en el dolor, somos más parecidos a Cristo y somos capaces de amarlo con mayor intensidad. ¿Que nos enseña la Virgen de los Dolores? La imagen de la Virgen Dolorosa nos enseña a tener fortaleza ante los sufrimientos de la vida. Encontremos en Ella una compañía y una fuerza para dar sentido a los propios sufrimientos.
Aprendamos de María a llenar el vacío de la soledad que nos invade tras la muerte de nuestros seres queridos. Llenarlo con lo único que puede llenarlo: el amor, la fe y la esperanza de la vida futura.

Publicado en María | Etiquetado , ,

Las reliquias de Santa Bernadette

Programa día 13 parroquia San Jorge:

12: Recepción y recogida
12.30: Santo Rosario
13.30: Exposición del Santísimo y Oración personal
17.00: Charla de D Javier Ozores
18.30: Vía Crucis
20.00: Santa Misa presidida por el Obispo
21.00: Procesión antorchas
22.00: traslado de las reliquias al convento de las Carmelitas

Pastoral con motivo de la venida de las reliquias de Santa Bernadette

 

 

 

Publicado en Avisos | Etiquetado

Medita las lecturas del domingo XXIII

Clic en la imagen

“De ninguna manera necesita Dios esclavos sumisos y obedientes, eternamente jadeantes y egoístamente preocupados por sí mismos. Dios necesita hijos, libres y creativos, amantes y audaces”. Esta es la síntesis de una lección maravillosa que nos ofrece el gran pensador ruso Nikolái Berdiáiev. La plantea para que la Iglesia salga adelante de la gran crisis que la afecta. Hace falta: abandonar la creencia en un dios menor, asentada en el miedo y las amenazas de condenación; renunciar a una piedad pueril y a una moral resignada; y terminar con “la indignidad de los cristianos” -título de su libro-, y como decía Rahner, que la Iglesia se abra a un siglo XXI “místico” y de retorno al Evangelio. Sabiduría 9: “¿Qué hombre comprende lo que Dios quiere? Los pensamientos de los mortales son mezquinos y falibles. ¿Quién rastreará las cosas del cielo, si tú no le das sabiduría enviando tu Santo Espíritu?”. El Espíritu prometido y otorgado por Jesús a su Iglesia. El único que nos puede liberar de una religión de esclavos, y nos puede conducir a la fe de los hijos amantes y amados, de los hombres libres y creativos, de los felices de ser acogidos, abrazados e iluminados de Amor, transfigurados y dispuestos a servir a los abandonados. Solo una fe así, renovada y liberada del pasado esclavo abrirá las puertas del Reino a la humanidad que sufre y busca.

La medida de los hombres libres aparece en Lucas 14: “Si alguno se viene conmigo y no pospone a su padre y a su madre, y a su mujer y a sus hijos, y a sus hermanos y a sus hermanas, e incluso a sí mismo, no puede ser discípulo mío. Quien no lleve su cruz detrás de mí, no puede ser discípulo mío. Lo mismo vosotros: el que no renuncia a todos sus bienes, no puede ser discípulo mío”. Mientras algunos acusarán a Jesús de muy exigente; otros, alentados por la fe, sabrán que el Amor lo puede y lo da todo; basta la unción del Espíritu en el bautismo, para renacer hombres libres, abiertos a la contemplación y al compromiso. Los renacidos son hijos amados y buscados por la Trinidad. Da tú, hermano, un salto en la profundidad del Amor y disponte a vivir como hombre libre, creativo y servicial.

 

Salmo 89: “Mil años en tu presencia son un ayer, que pasó. Enséñanos a calcular nuestros años, para que adquiramos un corazón sensato. Baje a nosotros la bondad del Señor y haga prósperas las obras de nuestras manos”. No olvides que lo que tú realizas es obra y don de Dios. Él te sacia de luz, dulzura y misericordia; te enseña a calcular los días y dedicarlos a servir libre y humildemente a los desamparados, para que vivan fraternalmente en su Reino. Él te llena de alegría, júbilo y bondad a raudales para beneficio del pueblo. Nada es fruto de tu esfuerzo, sino donación amorosa y pura gracia. Si confías en el Señor, te encontrarás con lo bueno, noble y santo para bien de tu comunidad, y de la humanidad.

Filemón 9b-10:Te recomiendo a Onésimo para que le recobres ahora, no como esclavo, sino como hermano querido”. La carta a Filemón es un alegato en favor de los hombres libres. Desde la muerte de Cristo, ya no caben esclavos, ni esclavizados por la indignidad de los que manipulan la fe. La ley del amor nos ha constituido a todos en hombres libres y creativos, que viven la grandeza de la creación como una oportunidad para ser y para aprender a amar. Los humildes se entregan por amor y nunca por miedo, coacción o manipulación. Con Onésimo, abandona el mundo de los esclavos y entra a formar parte del Cuerpo de Cristo. Un Cuerpo de resucitados e iluminados, que viven ya en la nueva dimensión humana y comunitaria del Evangelio. El bautismo te ha convertido en hermano querido.

1. En nombre de Cristo, el Hombre Libre, no te dejes arrastrar por caminos que te obliguen a ser esclavo sumiso y obediente a líderes, padres u organizaciones sectarias.

2. Cristo te ha constituido en hijo de Dios, en hombre libre. No camines egoístamente preocupado por ti mismo. Busca hermanos libres y generosos: una vida en comunidad.

3. Dios, en este tiempo nuevo, más acorde con el Evangelio, te necesita para evangelizar con el apoyo de tu ser espiritual, “místico” y solidario, como hombre libre y creativo, como hijo amado y abrazado, y no como una marioneta piadosa o humillada.

4. La humanidad entera, constituida por pueblos y naciones, necesita cristianos amantes y audaces. No tengas miedo. Hay mucha tarea. Ponte a caminar tras Cristo Jesús.

Antonio García Rubio.

Publicado en Evangelio | Etiquetado , ,

Meditando el Domingo XXII del T.O.

“Cuando te conviden a una boda, vete a sentarte en el último puesto. Porque todo el que se enaltece será humillado; y el que se humilla será enaltecido. Y, cuando des un banquete, invita a pobres, lisiados, cojos y ciegos; dichoso tú, porque no pueden pagarte; te pagarán cuando resuciten los justos.”

Clic en la imagen

No hay que negar a Jesús el magnánimo sentido del humor que derrocha ante todos sus oyentes y discípulos. Cada domingo nos presenta un nuevo hito de crecimiento espiritual y comunitario, a contemplar y a desarrollar. Y eso es algo que resulta ser una contradicción con la moda, con una sensata negación de sí mismo, con un enfrentamiento con nuestras aspiraciones mundanas o con nuestro anhelo de buen vivir, o de vivir superfluo.

Abrochaos los cinturones, tomad aire, relajaos, leed, o escuchad en la misa dominical, la propuesta del evangelio de Lucas 14: “Cuando te conviden a una boda, vete a sentarte en el último puesto. Porque todo el que se enaltece será humillado; y el que se humilla será enaltecido. Y, cuando des un banquete, invita a pobres, lisiados, cojos y ciegos; dichoso tú, porque no pueden pagarte; te pagarán cuando resuciten los justos.” La propuesta, desde un punto de vista meramente humano, es una verdadera locura, siempre lo ha sido, pero mirada desde el individualismo aburguesado que nos caracteriza, no nos apetece siquiera escucharla. Eso les sucede a hedonistas y gentes de buen vivir, cuando se ponen ante Jesús y su Evangelio con nula formación de conciencia o con una conciencia guiada por la codicia o el lucro.

Jesús te pide, con buen humor, mucha psicología, y sobrado conocimiento del ser humano y del camino que conduce a la renovación y la Vida; algo, que en nada se asemeja a lo que te apetece, atrae o te mantiene como un buscador obsesivo. Te pide lo contrario a tus deseos ocultos, a tus pasiones, que actúes de otro nuevo, guiado por la fe y la gracia, por la confianza en lo que no se ve, la voluntad de Dios, y en aquello cuyo resultado ignoras. Una verdadera ganga de mercado. Te dice: “Sé el último”. No apetezcas ser el primero. No busques el honor ni el aplaudo de nadie. Busca el modo de quedarte con lo que te humilla; regala vida y bienes a quienes no puedan pagarte. ¿Se le puede pedir más a uno? Es posible que no, pero no con mayor claridad. Esto supone un cambio radical. Te da la vuelta al calcetín. ¿Lo podrás realizar?

Eclesiástico 3 apunta maneras: “En tus asuntos procede con humildad. Hazte pequeño en las grandezas humanas, y alcanzarás el favor de Dios; porque revela sus secretos a los humildes.” Esto dice Dios acerca del camino de tu Salvación, que se esconde tras la puerta estrecha, que da salida al laberinto de tus pasiones. Pero el camino retrocede y no avanza si utilizas las sendas que te fuerzan a recorrer los poderes sin corazón, manipulándote y prostituyéndote. La llamada de Dios se dirige a tu corazón humilde; a ti que te estrechas o te estrechan la vida; a ti que te abajas o te abajan; a ti que muerdes el polvo amargo de cada día, o que resultas humillado por buscar la humildad que pide el Señor.

Tú, y los pequeños, acabáis encontrando la revelación de Cristo y la amorosa relación de hijos que se saben amados por el Padre Dios. Venid a mí, amigos y hermanos, que confiáis en la Palabra de mi Padre; vosotros que me visteis con hambre y me alimentasteis, o me encontrasteis tirado en la cuneta de vuestra ciudad y me auxiliasteis y sanasteis. Venid. Ven. “No corras a curar la herida del cínico, pues no tienen cura, es brote de mala planta.” Es decir, no te pierdas haciendo lo que no es. Algunos sólo piensan en sí mismos, y dejan crecer el mal. Esos pasan al vacío y al abismo hasta encontrar la conversión. Dios vive para que los hombres vivamos. Esa es su gloria. Y, por eso, ha abierto la vía de su morada, para que nos encontremos en Él, que nos protege en esta tierra. Él, con nosotros, prepara acogida, calor y amor para tantos hijos mendigos, aventureros y confiados, como salen a los caminos. Él sale a nuestro encuentro. Y te pide a ti salir al encuentro de tus hermanos, y prepararles una morada de dignidad, de libertad, de trabajo digno y de seguridad ante sus adversidades. Salmo 67: “Dios vive en su santa morada. Dios prepara casa a los desvalidos. Y tu rebaño habitó en la tierra que tu bondad, oh Dios, preparó para los pobres.”

Hebreos 12: “Os habéis acercado a la congregación de los primogénitos inscritos en el cielo, a Dios, a las almas de los justos que han llegado a su destino y al Mediador Jesús.”

 

1.- Tu gran drama como creyente cristiano está dentro de ti. Contémplate y mira lo que dicen de ti.

 

2.- Un hombre o una mujer de fe saben que su tarea primordial es escuchar a Dios y a su comunidad, para así entrar en el campo magnético de la gracia, que el Espíritu Santo derrama sobre su pueblo.

 

3.- Fuera de tu humilde escucha, y del don del Espíritu de Jesús, que es la gracia, todo lo religioso puede ser un error descabellado y un engaño de tu mente manipulada por el ego. Por eso, lo primero y principal es que tu fe nazca y se desarrolle dentro de una comunidad de hermanos, que te disciernan, y con quienes te contrastes; así te acercarás a la congregación de las almas de los justos que han alcanzado la Meta: Jesucristo. 

 

  1. No hay otro camino. Lo que se salga de ahí, será de tu cosecha, fruto de una religión manejada por tu ego. Por eso hay enfrentamientos, visiones contrapuestas, ausencia de Comunión, soflamas y mentiras. Escucha, ora y sitúate en la gracia. Fuera de ella encontrarás de todo, pero también artificio, mundanidad y vacío. Y mantén el buen humor.

 

Antonio García Rubio.

Publicado en Hoy | Etiquetado , , ,