Oración

Le pide a Dios un regalo raramente invocado: la sencillez y la fidelidad tranquila

“No pido milagros y visiones, Señor, pido la fuerza para la vida diaria. Enséñame el arte de los pequeños pasos. Hazme hábil y creativo, para notar a tiempo en la multiplicidad y variedad de lo cotidiano, los conocimientos y experiencias que me atañen personalmente. Ayúdame a distribuir correctamente mí tiempo: dame la capacidad de distinguir lo esencial de lo secundario. Te pido fuerza, auto-control y equilibrio para no dejarme llevar por la vida y organizar sabiamente el curso del día. Ayúdame a hacer cada cosa de mi presente lo mejor posible, y a reconocer que esta hora es la más importante. Guárdame de la ingenua creencia de que en la vida todo debe salir bien. Otórgame la lucidez de reconocer que las dificultades, las derrotas y los fracasos son oportunidades en la vida para crecer y madurar. Envíame en el momento justo a alguien que tenga el valor de decirme la verdad con amor. Haz de mí un ser humano que se sienta unido a los que sufren. Permíteme entregarles en el momento preciso un instante de bondad, con o sin palabras. No me des lo que yo pido, sino lo que necesito. En tus manos me entrego. ¡Enséñame el arte de los pequeños pasos!”

“Antoine de Saint-Exupéry, autor de “el Principito”

Publicado en Oración | Etiquetado ,

Navidad

Clic en la imagen

Publicado en Hoy | Etiquetado , ,

Belén de Eirís 2019

Imagen | Publicado el por | Etiquetado ,

La voz de mi amado

¡La voz de mi amado! Helo aquí que ya viene, saltando por los montes, brincando por los collados.

Semejante es mi amado a una gacela, o un joven cervatillo. Vedle ya que se para detrás de nuestra cerca, mira por las ventanas, atisba por las rejas.

Empieza a hablar mi amado, y me dice: «Levántate, amada mía, hermosa mía, y vente”.

Porque, mira, ha pasado ya el invierno, han cesado las lluvias y se han ido.

Aparecen las flores en la tierra, el tiempo de las canciones es llegado, se oye el arrullo de la tórtola en nuestra tierra.

Echa la higuera sus yemas, y las viñas en cierne exhalan su fragancia. ¡Levántate, amada mía, hermosa mía, y vente!

Paloma mía, en las grietas de la roca, en escarpados escondrijos, muéstrame tu semblante, déjame oír tu voz

Lectura en Adviento de la Misa del 21 de Diciembre del Cantar de los Cantares.

Publicado en Oración | Etiquetado

Mi corazón es pobre

Mi corazón es pobre, Señor, yo me siento de barro;
soy como una arcilla abandonada que espera las manos del alfarero. Pon tus manos, Señor, y tu corazón, en mi miseria, y llena el fondo de mi vida de tu misericordia.
Protege mi vida. Sálvame. Confío en Ti.
Quisiera decirte lo que eres para mi: eres mi Dios, tú eres mi Padre, me quieres.
Te estoy llamando todo el día. Concede alegría a quien quisiera ser tu amigo.
Protege mi vida. Sálvame. Confío en ti.
Me callo ante tu presencia, porque conoces lo íntimo de mi vida. Aquí estoy, Señor, como arcilla fresca esperando ser modelada por tus manos misericordiosas. Protege mi vida. Sálvame.
Confío en ti.
Que mi corazón, sin dividirse, sea todo tuyo.
Te doy gracias de todo corazón, Señor, Dios mío.
Me has salvado del abismo profundo y he experimentado tu misericordia.
Me has librado de los lazos de la tentación y he experimentado tu misericordia.
Me has hecho revivir, volver al camino, y he experimentado tu misericordia. Protege mi vida. Sálvame.
Confío en ti.

De Ejercicios Espirituales Online. Itinerario 5, ficha 6.

 

Publicado en Reflexiones | Etiquetado ,