Y para ti ¿quién es Él? Domingo 21º del T.O.

Clic descargar presentación

San Mateo (16,13-20):

En aquel tiempo, al llegar a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: «¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre?»
Ellos contestaron: «Unos que Juan Bautista, otros que Elías, otros que Jeremías o uno de los profetas.»
Él les preguntó: «Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?»
Simón Pedro tomó la palabra y dijo: «Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo.»
Jesús le respondió: «¡Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás!, porque eso no te lo ha revelado nadie de carne y hueso, sino mi Padre que está en el cielo. Ahora te digo yo: tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder del infierno no la derrotará. Te daré las llaves del reino de los cielos; lo que ates en la tierra, quedará atado en el cielo, y lo que desates en la tierra, quedará desatado en el cielo.»
Y les mandó a los discípulos que no dijesen a nadie que él era el Mesías.

———————————————————————————-Palabra del Señor

Clic descargar presentación

Comentario Papa Francisco

Jesús siente en su corazón una gran alegría, porque reconoce en Simón la mano del Padre, la acción del Espíritu Santo. Reconoce que Dios Padre ha dado a Simón una fe “fiable”, sobre la cual Él, Jesús, podrá edificar su Iglesia, es decir su comunidad. Es decir, todos nosotros. Todos nosotros.

Jesús tiene el propósito de dar vida a “su” Iglesia, un pueblo fundado ya no en su descendencia, sino en la fe, es decir, en la relación con Él mismo, una relación de amor y de confianza. Nuestra relación con Jesús edifica la Iglesia. Y, por tanto, para iniciar su Iglesia, Jesús tiene necesidad de encontrar en los discípulos una fe sólida, una fe “de confianza”. Esto es lo que Él debe verificar en este punto del camino. Y por eso formula la pregunta.

El Señor tiene en su mente la imagen del construir, la imagen de la comunidad como edificio. He aquí porqué, cuando siente la profesión de fe genuina de Simón, lo llama “piedra”, y manifiesta la intención de construir su Iglesia sobre esta fe.   (Antes del Ángelus del domingo 24 de agosto de 2014)

Clic descargar presentación

Comentario:
Lectura: “Y vosotros, ¿quién decís que soy?”.
Meditación: Si somos capaces de escuchar la voz de Dios y de, como Pedro, ponerla en palabras, si somos capaces de vivir y de ser desde lo hondo de nosotros mismos, entonces Dios nos bendice (“dichoso tú”); y nos otorga nuestra verdadera identidad (“tú eres Pedro”); y nos hace fecundos (“sobre esta piedra voy a edificar mi Iglesia”), dándonos autoridad, que no es sino identidad reconocida (“te daré las llaves”). Todo este proceso maravilloso, que es el de la verdadera humanización, se despliega con una única condición: hemos de preguntarnos: ¿quién soy yo?, ¿quién es Él?
Oración: Pidamos hoy por los líderes de la Iglesia, para que sean siempre pastores fieles de su rebaño.
Acción: Cuando te encuentres junto a una persona con la que no acabes de conectar, pregúntate: ¿quién es?, ¿quién soy yo para ella?, antes de rechazarla.”   Pablo D´Ors

Esta entrada fue publicada en Evangelio y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.