EL DESIERTO ES BELL0

Clic descargar Oración

Nos hallábamos en el octavo día de mí avería en el desierto y. . . tomaba la
última gota de mí provisión de agua …
– Vamos a morir de sed, dije
-Yo también tengo sed … busquemos un pozo … dijo el Principíto.
Tuve un gesto de cansancio; es absurdo buscar un pozo al azar, en la inmensidad
del desierto. Sin embargo nos pusimos a buscarlo.
Cuando hubimos caminado horas, distinguí como en sueños las estrellas, pues
tenía un poco de fiebre a causa de la sed. Las palabras del Principito danzaban
en mí memoria.
– ¿Tú también tienes sed?, le pregunté
Él no contestó la pregunta, simplemente me dijo: El agua puede ser buena
para el corazón.
No comprendí su respuesta pero me callé …
Yo sabía bien que no hacía falta interrogarle.
Estaba fatigado y se sentó, Me senté junto a él. ..
– El desierto es hermoso, dijo.
Y era verdad, siempre me ha gustado el desierto. Uno se sienta sobre una duna
de arena. No ve nada. No oye nada. Y sin embargo, algo irradia en silencio … -Lo
que embellece al desierto, dijo el Principito, es que oculta un pozo en alguna parte.
Me sorprendió comprender de pronto esta misteriosa irradiación de la arena.
Cuando yo era muchachito habitaba una vieja casa y la leyenda contaba que allí
había un tesoro enterrado. En verdad nadie ha sabido descubrirlo y posiblemente
ni siquiera se ha buscado. Pero encantaba toda la casa. Mí casa escondía un
secreto en el fondo de su corazón …
– Sí, dije al Principito, se trate de la casa, de las estrellas o del desierto, ¡lo que
constituye su belleza es invisible! …
Como el Principito se dormía, lo tomé en mis brazos y continué la marcha.
Estaba conmovido. Me parecía llevar un tesoro frágil. Yo miraba a la luz de la
luna esa frente pálida, esos ojos cerrados, esos mechones de pelo que ondulaban
en el viento y me dije: “Lo que veo aquí es sólo corteza. Lo más importante es
invisible” …
Caminando así, descubrí el pozo al nacer el día.

El Principito de Antoine de Saint-Exupéry

 

Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.