TODOS BUSCAMOS UN “PARA”

Clic descargar presentación

Es importante estar de acuerdo antes de empezar algo. Tenemos que saber de dónde partimos   y qué  merece  más la  pena,  aunque  no  lo  vivamos. Por  ejemplo,  podemos admirar a una persona generosa y desinteresada, y por otro lado nosotros sentirnos ego­ístas y lejos de esa generosidad, pero merece la pena intentar ser como   ella. Estamos de acuerdo aunque no lo vivamos.

Por eso lo llama Ignacio Principio y Fundamento, porque empezamos (principio) por estar de acuerdo en lo que queremos   conseguir; y nos apoyamos (fundamento) en eso que nos llena.

Si no nos  paramos  a pensar en lo fundamental de la  vida,  vamos a estar siem­pre perdidos.

Todos buscamos un “para”,  pero caer en la cuenta de que todos los “paras” que encontramos no merecen la pena igual. A veces tenemos que reconocer que nos hemos equivocado.

El animal no tiene que buscarse ningún “para”. Nace programado y su comporta­miento puede escribirse en un libro. No puede equivocarse porque se guía por un ins­tinto con el que nace.

El hombre, sin embargo, no nace programado por ningún instinto: es libre y desde su libertad tiene que buscarse un “para” que le merezca la pena . En esta búsqueda se juega su felicidad, porque no todo lo que encuentra sirve. Y si no lo busca, le impondrán un “para”, y eso nunca le llenará.

Ignacio propone un “para”. Nosotros tendremos que decidir si nos merece la pena o, por el contrario, tenernos otros “para” mejores …

Adolf  Chércoles

Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.